La historia del DERMAPEN

El DERMAPEN como todo, tiene su historia y viendo los resultados que obtenemos con este dispositivo en erase it forever creemos que merece la pena contarla.

La búsqueda de la juventud eterna no es algo nuevo, los egipcios fueron los primeros en realizar tratamientos de rejuvenecimiento con mascarillas que tenían partículas abrasivas de alabrasto. Ahí comenzó la historia de la estética buscando mejorar las técnicas para mejorar el aspecto de la piel.

En 1905 el dermatólogo Ernst Kromayer documentó las primeras microdermoabrasiones en Alemania. Su técnica se basaba en el uso de ruedas giratorias con una base de escofinas, estas las usaba en pieles con queratosis, zonas hiperpigmentadas y cicatrices de acné. 

Este procedimiento es tan bueno que prácticamente no ha evolucionado nada, salvando los medios técnicos que si han avanzado a lo largo de la historia, utilizando actualmente aparatología con bases de polvo de diamante de alta precisión o micro cristales.


​Después de muchos años de investigación por diferentes doctores y científicos fue finalmente en 1983 en Suiza cuando el dermatólogo philippe Simoni decidió comenzar a trabajar mediante la técnica microdermoabrasiva observando así todos sus beneficios. Este estudio se realizó en 600 pacientes a los que se realizo 10 sesiones a cada uno. Estos fueron separados en dos grupos; uno con personas con la piel envejecida  que mostraron una mejora significativa en un 40% mejoría moderada en un 22% y el 13% restante mejorías ligeras. El otro grupo con cicatrices antiguas mostró que un 60% obtenía mejorías en tan solo 5 sesiones.

Este estudio lo publicó en Baran Dermatología Cosmética y llamó a su técnica “Electroridopuncture (ERP)”. 

 Muchos ya hemos sufrido las temidas cicatrices queloides como consecuencia de una intervención quirúrgica o una herida que hacen que la operación o la herida en sí sea más evidente de lo que se desea.  Cuando esto pasa y la diferencia de tono entre la cicatriz y la piel es evidente, el hecho de recurrir a la introducción intradérmica de pigmentos suele ser una alternativa muy utilizada por los pacientes. Actualmente esta técnica se llama cloaking y mas adelante hablaremos de ella.

En 1992 en Candá, el doctor Andre Camirand de manera casual desarrolló una nueva técnica. En las visitas post-operatorias que realizaba tras realizar la cirugía estética, observó que las cicatrices de los pacientes que se habían realizado tratamientos de micropigmentación denotaban una mejora en la textura y el color, en relación a aquellos pacientes que no se habían realizado este tratamiento.
A partir de esta observación, el Dr. Camirand comprobó que tratando específicamente cada cicatriz con la pistola de micropigmentación sin pigmento, se producía un aplanamiento de las cicatrices hipertróficas (engrosadas), y que las zonas despigmentadas recibían un trasplante de melanocitos desde el área de piel normal hacia la piel hipopigmentada.
Este fue sin duda el descubrimiento que cambiaría la forma en la que hoy en día realizamos este tratamiento.
​Sudáfrica, 1996

El primer dispositivo fue creado por el cirujano plástico Dr. Des Fernandes en Sudáfrica en 1996, al cual se le denominó Sello Dérmico. El Dr. presentó su estudio y el primer prototipo de trabajo en el congreso de ISAPS (Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética) en Taipei.
Durante muchos años, la terapia inductiva de punción para una producción natural de colágeno se utilizó únicamente en el campo de la medicina para mejorar el relieve de las cicatrices, queratosis o problemas de hiperpigmentación.
En las últimas décadas, el uso de esta técnica ha derivado al sector de la estética al constatar los múltiples beneficios no sólo para todo lo anterior, también para la regeneración de la piel y el aumento de la efectividad del tratamiento tópico al mejorar la penetración de los productos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Abrir chat